martes, 25 de agosto de 2009

Sus manos

Lo he intentado,
aunque lo nieguen,
burlando el paso,
bebiendo aire.

Las gotas en los cuellos de las ropas
son la voz indómita
del medio cielo.

Como el color rojo,
la lluvia todo lo trae,
envuelto en un pañuelo de ecos
y silencios usados.

Cada objeto
hoy es tinta,
no hay esquirlas
sino armas.

Mira,
mas no tienta lo ajeno,
busca,
mas no llena lo abstracto,
crece
y mas duele lo vano
de no hacer sombra del día
si no es en sus manos.

1 comentario:

  1. Del medio cielo ,
    que se escapa de su manos...

    Me encantó...

    ResponderEliminar